Intercambiador de Calor de Placas ¿Cómo funciona?

El intercambiador de calor de placas con juntas proporcionan una transferencia de calor eficiente en equipos con un tamaño reducido. Las unidades tienen un diseño flexible y son fáciles de reparar y mantener. La gama de productos es extremadamente amplia y se utiliza en tareas de calentamiento, enfriamiento, recuperación de calor, evaporación y condensación en aplicaciones que van desde climatización, refrigeración industrial y producción de alimentos hasta procesos más exigentes.

Nuestro intercambiador de calor de placas con juntas optimizan la transferencia de calor mediante grandes superficies de placas corrugadas que extraen calor de un gas o líquido a otro. La alta eficiencia y una excelente fiabilidad en un diseño compacto, ofrece una inversión con el CTO más atractivo durante la vida útil del producto. No hay que olvidar las capacidades de ahorro energético y la baja huella ambiental.

Usos del intercambiador de calor

Los intercambiadores de calor se emplean para los siguientes usos:

  • Elevar la temperatura de un fluido gracias a otro más caliente.
  • Refrescar un fluido empleando otro con menor temperatura.
  • Llevar al punto de ebullición a un fluido por la acción de un segundo con mayor temperatura.
  • Condensar gases utilizando fluidos fríos.
  • Llevar a ebullición un determinado fluido mientras se condensa otro gaseoso más caliente.

Tipos de intercambiador de calor

A la hora de clasificar los distintos tipos de intercambiadores de calor pueden tenerse en cuenta diferentes criterios. Si analizamos el grado de contacto entre los fluidos implicados, pueden agruparse en dos grandes bloques:

Intercambiadores de Calor de Placas

Este tipo de equipos están teniendo un mayor uso en la industria gracias a la tecnología que usan (Alfa Laval), esto les permite tener varias ventajas como el ahorro de espacio, energía y eficiencia en el intercambio de calor.

En ellos, los fluidos circulan por separado a través de placas de acero u otro material y realizan su intercambio térmico por medio de la superficie de estas mismas placas.

Existen varios tipos de Intercambiadores de Placas, en algunos las placas pueden estar soldadas, semi- soldadas o simplemente ajustadas a través de empaques.

Por su eficiencia se usan tanto en aplicaciones industriales como de confort o procesos que requieren altos niveles de limpieza sanitaria, como lo es la pasteurización de leche, entre otros.

Intercambiadores de Casco y Tubo (o carcaza y tubo)

Este tipo de equipos se utiliza mucho en refinerías y laboratorios químicos, aunque en los últimos años, está siendo desplazado por modelos más recientes de menor tamaño, y más sencillos de recibir mantenimiento.

Consta de una serie de tubos que se colocan en una carcaza cilíndrica, sujetos en cada extremo por láminas perforadas. Los fluidos circulan por el interior de los tubos y es dirigido por ductos o canales.

La pieza clave de tu sistema de refrigeración

¿Qué es un Intercambiador de Calor? Funciones y características

Un Intercambiador de Calor es un aparato tecnológico usado en sistemas refrigeración que permite realizar un intercambio térmico entre 2 fluidos, los cuales pueden entrar en contacto o estar separados por superficies de diversos materiales.

Este equipo se usa para muchas aplicaciones dentro de la refrigeración industrial, desde los sectores de la producción de alimentos, medicinas, metales, entre muchos más. Además puede usarse para aplicaciones de confort como climatización y calentamiento de agua para la industria hotelera.

¿Qué papel tiene el Intercambiador de Calor en un sistema de refrigeración?

Dentro de un sistema de refrigeración, el Intercambiador de Placas funciona de forma similar al radiador de un auto: el anticongelante que absorbe el calor del motor, expulsa ese calor para volverse a enfriar y repetir el proceso.

Así mismo, el Intercambiador de Calor es usado en todas aquellas aplicaciones que requieran enfriar o calentar fluidos. Y estos pueden ser de lo más diversos:

  • Gases
  • Agua salada o dulce
  • Refrigerantes
  • Amoniaco
  • Y muchos más dependiendo su aplicación.

Su papel es clave para eficientar los procesos de todo el sistema, ya que dependiendo de sus condiciones y una correcta ingeniería desde su diseño, fabricación e instalación, permite optimizar la calidad de los procesos que permiten el ciclo de refrigeración.

Recordemos que en el ciclo de refrigeración un Intercambiador de Calor puede utilizarse como condensador, evaporador, economizador, enfriador de aceite, sub-enfriador de líquido y calentador de agua con gas de la descarga.

A su vez, el Intercambiador de Calor puede ser instalado, por ejemplo, en un proceso previo al de la condensación ya que, al enfriar algún refrigerante o agua, permite que el condensador necesite menos energía para sus procesos, lo que al final reduce el gasto energético.

Si quieres saber más sobre los intercambiadores de calor Alfa Laval:

El intercambiador de calor pueden parecernos alta ingeniería alejada de nuestro día a día. Sin embargo, forman parte de la rutina de casi todo el mundo, pues son componentes indispensables en calentadoresfrigoríficos, calderas, radiadores e, incluso, ordenadores. Los más grandes, empleados en instalaciones industriales de refrigeración y climatización, son fabricados por empresas como Alfa Laval, la marca referente en el sector a nivel internacional y cuyos productos comercializamos en T-Soluciona.

Alfa Laval, con una red de más de 200 ingenieros de servicio y una experiencia reconocida de más de 120 años en 50 países, proporciona intercambiadores de calor a placas de alta calidad y eficiencia al mercado. T-Soluciona es distribuidor  de intercambiadores de calor oficial de Alfa Laval en España, contando con más de 20 años de experiencia en el sector de los intercambiadores de calor a placas.

Compartir